martes, 19 de julio de 2016

La nieta de Julia

Esa niña de doce años no se siente acorralada, perdida ó sola. Ya no puede volver atrás porque la vida la empuja como un aullido interminable.Tiene trenzas largas y la vida en su teléfono. Corretea por el parque. Sabe volver desde su Colegio a casa, siempre con la llave al cuello y el firmamento en la pantalla de su móvil.

Tú destino está en los demás. Tu futuro es tu propia vida, tu dignidad es la de todos. Por lo demás no hay elección y este mundo tal como es será todo tu patrimonio. La vida es bella, ya verás como a pesar de los pesares tendrás amigos, tendrás amor.

Yo aún estoy en el camino y siempre acuérdate de lo que un día yo escribí pensando en ti.
… Mientras tus trenzas desordenan las estrellas.




 © 2016 basado en "Palabras para Julia" 
© 2009 Fotografía de Arturo García Fernández

4 comentarios:

  1. tu escrito me suscitó este pensamiento: La vida sería bella si no fuera por sus renglones torcidos...
    La fotografía me los refrendó: Renglones torcidos de Dios

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan me motiva "subir al blog" estos breves escritos saber que siempre estas ahí.

      Eliminar

Gracias por tu comentario.