sábado, 20 de abril de 2013

Despertar


La noche replegó las esquinas. El despertar las desdobló en imágenes. Por la playa Aquiles arrastra la cabeza de Héctor. Castillos de arena esparcidos por las olas. En su carro de fuego, Elías cruza el amanecer.
No tiene sonido la caracola. Está sin estrenar la voz ronca por andar descalzo.

A este libro se le caen las letras. La imparable brisa estremece páginas en blanco En un final que es el principio, resuena aquél párrafo leído en la vigilia:
“Yo no soy viejo todavía, pero como si lo fuera porque ya no soy joven. Hay quién nace para joven y quién para viejo. Yo confieso que soy de estos últimos”.



© 2013  Texto y fotografía, Arturo García Fernández

3 comentarios:

  1. Este pequeño relato ha sido finalista junto a cinco más, entre más de cien presentados en el CONCURSO de MICRORRELATOS del "Día Internacional del Libro Cervantes 2013" el pasado 23 de abril.

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena Arturo! No me extraña que hayas quedado finalista. Son unos relatos muy frescos y emotivos, me gustan tus reflexiones. Estoy deseando que sigas actualizando.
    Un abrazo,
    Susana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco mucho que dediques parte de tu escaso tiempo a leer y comentar "estes cosines".
      Saludos desde Oviedo

      Eliminar

Gracias por tu comentario.